Excusas para hablar de Sailor Moon

Ya es tradición hablar en este blog de Sailor Moon, ese manga que tanto se hace de rogar… En este caso Norma-informa de que este mes no podremos hacernos con el primer tomo porque están cuidando tanto cada detalle que no saben cuanto podrán por fin ofrecérnoslo. Solo sabemos que pronto, pero, ¿Cuándo? En fin, tanto esperar, como luego me decepcione (y con esto quiero decir que no me haga gracia, ya sé que no va a ser Monster… ejem) mato a alguien.

Ya sabéis que soy fan (en el recuerdo) de este anime, que reconozco tiene grandes carencias, y a un público adulto puede resultarle repetitivo y algo cansino, pero aún así, también es de los más divertidos que he visto, y el cariño que le tengo es inmenso.

Ahora guardo la esperanza de que se ponga de moda otra vez, como ya ocurrió en los 90 y empicen a traer merchandising (en condiciones) que yo podría comprar de manera compulsiva. Aquí os dejo algunos ejemplos de cosas por las que mataría. Vistas aquí.

No me digáis que no molan estas gafas de Guerrero V. Ahora como se llevan los gafapasta puedes conseguir un “look” vintage a la par que moderno (y no creas que ambos conceptos se contradicen). Además, al parecer estas gafas protegen tu identidad secreta.

¿Y qué me decís del maravilloso boli transformador? O como quiera que se llamase… Una maravilla de aparato y lleno de glamour al más puro estilo Barbie. Recuerdo a la perfección aquel episodio que Bunny lo utilizaba para convertirse en “una chica mayor y preciosa” o algo así…

Luna siempre ha sido uno de mis personajes preferidos, adoro la voz que le pusieron en el doblaje en castellano, como de anciana decrépita, y mis amigas y yo seguimos utilizando su mítico “¡Qué cruz!” con demasiada frecuencia. Brutales los pendientes, no me digáis que no.

No soy mucho de figuritas, la verdad es que ya tengo bastantes trastos por casa, pero adoro los nendoroids, no hay absolutamente nada en el mundo que sea tan kawaii. Esta figura de Amy es muy nendoroid. Dios, y esas gafas son tan noventeras…

Y no me digáis que el medallón de transformación (seguro que esto también tenía un nombre como “caléndula rosa explosión de corazones” o algo así) no es una maravilla. No sé porqué me lo imagino como mechero (aunque no lo es), imaginaros que alguien os viene a pedir fuego y sacáis esto… Ligáis fijo.

Mi triste llavero necesita algo así para demostrar mi frikismo en todo momento y hacer partícipe a mis vecinos (cada vez que abra el portal) de mi enfermedad mental. ¿No es adorable? Aunque la estrella tiene un toque papel albal que no mola, pero bueno. Neptuno siempre me pareció la más guapa de las sailors, de pequeña era de mis preferidas… Desde luego, siempre fui de un superficial…

Y el premio gordo. Algún día prometo que me las compraré. Llevan en mi punto de mira muchas veces pero luego siempre acabo echándome atrás, pero sinceramente me parecen una obra de arte, y llevar a Luna y a Artemis en los pies bien merece la pena el precio.

Y de regalo…………..

Sin palabras

6 pensamientos en “Excusas para hablar de Sailor Moon

  1. cutenekonya

    Por dios! El cerdo-hucha!!! XDDD
    Con Sailor Moon me pasará como con Ranma 1/2, veré los tomazos en la comiquería y diré “Si claro, de pequeña me encantaban y tal… Peeeeeeeero y si me lo compro y ya no me hace gracia?” Pues eso, Dragon Ball puedo seguirla viendo en anime y aún me gusta pero no estoy segura de que los mangas sean de mi gusto y no son precisamente baratos (y cortos) ya me irás diciendo a ver si al final me animo!

    A mi me gustan estas!

    Y eso que es tan facil como hacer un stamp en una cutre-camiseta! U.u

    Responder
    1. Magrat Autor de la entrada

      jaja! Qué buenas las dooos!!!
      No sé, yo estoy con Ranma que me encantaba de pequeña y ahora también me está gustando mucho, es cara, pero la edición está genial y te ríes muchísimo!! Con Sailor Moon aunque solo sea por el dibujo que me encanta yo creo que ya merecerá la pena, pero ya te lo iré contando número a número!! Vuelta a la infancia! jaja!

      Responder
      1. cutenekonya

        Cada vez que tengo Ranma en las manos me digo: Si? No? Va venga si… Pero… Y si…” Y al final siempre queda… No tengo remedio xD

      2. Magrat Autor de la entrada

        Jajaja, te comprendo, es una dura elección! Lo suyo sería que alguien te los dejara para ver si te van convenciendo, una pena que no vivamos más cerca!😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s