Manga tomo a tomo

Vuelvo a la carga con una nueva entrega de los mangas leídos recientemente. No es que sean pocos, es que casi todos pertenecen a Crimson hero (sí, así es, lo que yo siento no es amor, se llama obsesión), no os preocupéis, dentro de poco me lo habré terminado y podré volver a centrarme en otras series, aunque no quiero engañar a nadie, seguramente me engancharé a otro shojo de cien mil tomos que me traerá loca perdida hasta que lo termine, y así sucesivamente hasta el día del juicio final…

Say hello to Black Jack (Tomo 4 de 13)

Seguimos con la historia que empezó en el último número, los gemelos prematuros. Este número ha sido más emotivo (si cabe) que el anterior.

He sufrido muchísimo viendo como se tuercen las cosas, y con la impotencia de los médicos y enfermeras ante un caso así. Es increíble pensar que un padre pueda reaccionar de tal manera, y el autor dibuja con tanto sentimiento a los bebés que dan ganas de abrazarlos a través de las viñetas. En serio. Mira que no me gustan los bebés, pero a éste lo cogía y no lo soltaba…

En fin, un capítulo muy duro, con un final parcialmente feliz después de tanto sufrimiento. Cada número me gusta más la enfermera, y admiro más al pobre Saito, que no gana para disgustos… ¡Tu no te rindas, amigo!

Crimson Hero (Del tomo 7 al 9 de 20)

¡Ey! ¡Nobara es más femenina por momentos! Bueno, tengo que decir que el 8 y el 9 han sido números épicos dentro de este manga (el 7 ya ni me acuerdo de que iba, es lo que tiene que lo leyera hace ya unas semanas…). Bueno, pues eso, me ha encantado que se introdujera el equipo de frikis que juegan a vólei en la playa. La pena que se haya acabado esa parte, de verdad que me ha gustado muchísimo!

Por otro lado, no me esperaba que se decidiera el tema amoroso tan rápidamente (lo que me sospechar que quizás no sea tan definitivo como parece). Resulta que ahora Yûshin y Nobara van a ser felices en su relación, aunque no creo que cambien mucho las cosas en el manga, porque ponen por delante el deporte a su romance (lo cual agradezco…). Todo esto hace que me parezca más interesante por momentos el abandonado Keisuke. Es un personaje aún un poco desdibujado, del que quiero saber más…

Strobe Edge (Tomo 3 de 10)

¡Bieeeen! ¡Primer número de Strobe Edge sin faltas de ortografía! Emoción desenfrenada.

Bueno, hablemos del manga. Hay que decir que de nuevo lo he disfrutado como una enana. Dios, adoro este dibujo, y sigo riéndome con las chorradas varias de Ninako…. peeeeeeeeeeeeeeeeeeero. Sí, hay un pero. Ren empieza a ser demasiado para mi. Me gustaría que la autora le pusiera un defecto, por mínimo que fuera… yo que sé, que tenga hongos, que odie en secreto la ensalada o que se le de mal el inglés. Porque yo soy muy crédula (bueno, no) ¿pero soy yo o Ren es lo más parecido a un dios omnipotente que existe? Es tan noble, tan guapo, tan bueno, tan..tan… ¡Tan todo!Por cierto no sé en vuestros institutos, pero en el mío, el guapo de clase no era acosado como si de Brad Pitt se tratara… (dignidad, por favor, dignidad) Cualquier día le piden un autógrafo…

Y no solo eso, es que rozando la humillación más absoluta Ninako le ha dicho a Ren que se parece a un dios (normal, yo también lo pienso, pero cállate, chica). Total, ya basta. No me gusta la perfección. Están consiguiendo que Ando sea mi ídolo.. ¡Acaba con Ren, Ando! ¡A por él!

Ya veis, esperemos que alguien le baje un poco la divinidad a Ren en próximos números o querré matarlo antes de que termine este manga…

Por lo demás, todo tan adorable, inocente y absorbente como hasta ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s