Archivo de la etiqueta: moe

Acchi Kocchi

La historia

Tsukimi  está enamorada de su compañero de clase Io, un chico tranquilo y bondadoso.  Hime, Mayoi y Sakaki son los amigos que completan el reparto, cada uno tiene su especial particularidad,  pasan juntos los días de instituto y de verano, disfrutando de la adolescencia y de cada pequeño momento.

Ficha

Género: slice of life

Dirección: Fumitoshi Oizaki

Estudio: AIC

Episodios: 12

Año:  2012

InMyOpinion

Y seguimos con las reseñas de animes de primavera que se acaban… ¡Qué penita! Después de hablar ayer de la inolvidable Sakamichi no apollon, hoy toca la otra cara. Acchi Kocchi es un slice of life que no pretende impresionar. Tiene la conciencia tranquila al mostrarnos una historia muy tierna, tranquilota y suave, con un sencillo sentido del humor.

Lo habitual es que cada episodio se divida en dos historias diferentes, relacionadas con el día a día de los protagonistas. En los 12 episodios veremos las típicas historias de slice of life de instituto, los días de playa y calor, los de la nieve, alguna excursión, el día de san valentín… En fin, nada nuevo.

Y aún así, Acchi Kocchi es un slice of life que destaca por lo potentes que son sus personajes, que a pesar de no ser nada nuevo tampoco, enganchan. Reconozco que en algún momento se me hizo algo lenta, pero por norma general es una serie muy divertida e infinitamente tierna gracias a sus protagonistas.

Acertaron de pleno en los marcados roles de los cinco protagonistas, que se complementan a la perfección. La infinita inocencia de Hime es contrarestada por la “mente diavólica” de Mayoi, y la caballerosidad de Io por la picardía de Sakaki. Aunque claro, el alma de la serie es la adorable Tsumiki (sí, os sonará a los que visteis Lucky Star). Una tímida y diminuta adolescente que es tan tierna que le salen orejas de gato en la cabeza (literalmente), pero a la que nadie le gana en violenta.

También tiene un buen elenco de secundarios, que aunque no destacan especialmente, hay que apreciar el hecho de que se hayan tomado la molestia de en tan pocos episodios intentar crear una pequeña sociedad en torno a los protagonistas.

Como veis, el dibujo es lo más kawaii y moe que te puedes echar a la cara. Yo feliz, porque así como aprecio el dibujo al más puro estilo seinen de vez en cuando, las caras redonditas y los colores brillantes son mi debilidad…

En conclusión, Acchi Kocchi es una serie de humor, un slice of life que gana en nivel de adorabilidad a cualquiera que yo haya visto, se centra en las situaciones cómicas y en la amistad de los cinco protagonistas, aunque también tiene un papel importante el incipiente romance entre Tsumiki e Io. Una historia para pasar el rato, que disfrutarán los amantes de los slice of life, a los que no les guste este género que ni se acerquen…

Puntuación

7 (Nota sobre 10)

Lo más kawaii que puedes ver

Kawaii ♡ 可愛い

Hace tiempo que la palabra Kawaii ha entrado a formar parte de mi vocabulario diario (con fuerza), y es que es probable que nuestro idioma, por extenso que sea, no contenga ninguna palabra que represente con exactitud lo que quiere decir este término japonés tan de moda.

Se traduce al español como “adorable”, “bonito”, “mono”, “precioso” o “tierno“, y en inglés, la palabra que le es más cercana es “cute“. Pero esta palabra no sirve sólo para definir algo adorable, sino algo con un toque aniñado e infantil, y puede referirse desde personas reales o personajes de anime, a peluches, moda, comida, conductas o hábitos.

La moda Kawaii hace tiempo que atravesó las fronteras niponas, imponiéndose con fuerza en Europa, donde cada vez podemos observar más ropa de adultos con dibujos infantiles (Disney está arrasando), muñecas para decorar (las momijis, las mejores), libretas infantiles para estudiantes universitarios y Hello Kitty (símbolo kawaii por excelencia) inundando directamente las calles.

Según Wikipedia:

Antiguamente, el uso del término kawaii se usaba solo para describir la ternura de un bebé o de un animal, cosas que son consideradas como “auténticamente kawaii”. Pero, en la actualidad, el uso se ha ampliado a cualquier tipo de cosas. El fenómeno de lo kawaii se presentó por primera vez durante la década de 1960 con la aparición de juguetes en forma de animales de peluche. Hacia 1967, apareció en el mercado japonés la muñeca Rika-chan, cuya apariencia tierna captaba la atención de las niñas.

El término comenzó a tener aceptación entre los adultos durante la década de 1980. Anteriormente, la norma social en Japón entre los adultos era ser y actuar de manera madura, para enfocarse en la productividad económica del país. Cuando Japón alcanzó la cima de dicho objetivo, la presión social de actuar con madurez dejó de tener efecto. Las mujeres fueron las que usaron el término por primera vez de manera limitada para referirse a cualquier cosa bonita.

En Japón la moda Kawaii llega a extremos que en Occidente nos podrían resultar fuera de lugar, como aparecer en medios de transporte, en una empresa, o ambiente de negocios o incluso en publicidad militar. De hecho, la mayoría de las compañías tienen mascotas kawaii…y ocurren cosas tan surrealistas como que algunas fuerzas policiales tengan sus propias mascotas, personajes como Monkichi, un mono al estilo kawaii, aparezca en una marca de condones.

Kirai nos explica la diferencia entre lo kawaii y lo bello:

Algo kawaii es muy diferente a algo bello. Es curioso oír discutir a japoneses sobre si una cantante es bella y guapa o si es kawaii. Algo es considerado bello cuando es elegante, cuando su forma tiene contiene líneas estilizadas y cuando emite un aura de seriedad y madurez. Por el contrario si es algo infantil, si tiene una forma en la que predominan las líneas redondeadas, si es algo con aspecto de vulnerable, entonces es kawaii. Por ejemplo, una cría de un pastor alemán de dos meses es kawaii, cuando crezca puede que se convierta en un perro bello o puede que no, pero seguro que dejará de ser kawaii.

Por lo general, este fenómeno cultural, ha sido aceptado de manera muy positiva en Japón, formando parte a estas alturas ya de su propia identidad cultural, por otra parte existen algunos detractores a todo lo que esta palabra conlleva, por las connotaciones excesivamente infantiles en edad adulta.

Finalmente, una palabra que se suele asociar con kawaii es moe. La palabra moe, está más asociada a personajes directamente (principalmente del mundo del manganime) llenos de ternura. Existe más de un detractor de este tipo de personajes, principalmente nuestro querido Hayao Miyazaki: Es complicado. Enseguida se convierten en objeto de Loli-con. Por una parte, si queremos tener a [un personaje femenino] que llame la atención, no queda más remedio que hacerlo lo más encantador posible. Pero ahora hay mucha gente que las representa como si sólo las quisieran de mascotas, y la cosa cada vez empeora más.

En fin, el caso es que lo kawaii está de moda, y parece que no va a haber quien lo pare. Realmente estoy de acuerdo con Miyazaki en que si esta moda la enfocamos a los personajes femeninos puede ser terriblemente perjudicial (solo deben existir jovencitas adorables, inocentes y atontadas), pero como rasgo de moda o incluso como personaje particular lo cierto es que a mi, me encanta.

Encontrad un mundo de maravillas kawaiis a vuestro alcance aquí: http://todokawaii.com/